noscript

Opinión

Estados Unidos y la entidad sionista en la búsqueda de un nuevo Sykes-Picot

Estados Unidos y la entidad sionista en la búsqueda de un nuevo Sykes-Picot

Escrito por: Felix Antonio Cossío Romero
“El Plan Yinon” después de todo, simplemente resume la política israelí del pasado, presente y futuro” Adeyinka Makinde.

Desde Oded Yinon, Bernard Lewis, Ralph Peters y hasta  Robin Wright, EEUU, Reino Unido y la entidad sionista han trazado mapas de partición y Balcanización en toda la zona de Oriente Medio, imponiendo un modelo neocolonial, que facilita el saqueo de los recursos naturales de esta zona, lo que a su vez, les permite acercarse a las fronteras de Rusia y China por medio de las bases militares de La OTAN, pero principalmente, se logra beneficiar la posición geográfica  de la entidad sionista, planificando el terreno para el futuro “Gran Israel” (Eretz Israel).

Medio Oriente ha sufrido todo el flagelo imperial del siglo XXI, la destrucción de países enteros como Afganistán, Irak, Somalia, Siria, Libia y Yemen, son países sumergidos en el “caos constructivo”, “doctrina filosófica del imperio” que defiende como todo este desastre beneficiaria a su principal aliado en el área, el régimen sionista de Tel Aviv.

A través de la historia reciente han existido pensadores políticos, estrategas militares, filósofos, sociólogos y antropólogos que han estado a disposición de los servicios de inteligencia estadounidenses, para volver a escribir la historia en Asia Occidental desde cero, y borrar el pasado colonial de la Europa imperial. Estos académicos fomentan la división étnico-religiosa, como la mejor herramienta de remodelar la zona. Aunque “convivan“ de manera pacífica. Los estudiosos, al servicio del imperio consideran necesario estimular los viejos conflictos históricos entre las comunidades para generar el caos y desencadenar la fragmentación, que es el verdadero objetivo en el Oriente Medio.

¿Es imposible sostener el acuerdo Sykes-Picot?

Los errores de los colonizadores franceses e ingleses a la hora de repartir todo Oriente Medio, condujo a múltiples resultados negativos que todavía vemos en la actualidad. Los kurdos repartidos con su cultura, lenguaje, historia y tradiciones, distribuidos en muchos estados. Los Baluchis divididos por fronteras que les impide su unidad e intercambio cultural, y además, que tanto kurdos como Baluchis sufrirían marginación social en las naciones que fueron repartidas por obligación.

Por ejemplo, en Turquía, los kurdos son llamados “los turcos de la montaña”, la lengua kurda está prohibida y no tienen representación política en el estado, y su propio modelo  educativo es controlado por el estado y de forma muy restringida. Los Baluchis, por ser minoría en Pakistán no tienen casi relevancia para Islamabad, y eso ha producido que surjan movimientos independentistas que recurren al terrorismo para pedir la separación total de Pakistán.

Pero en otras zonas como Siria e Irán, los kurdos son minorías importantes que tienen derecho al voto y representación en las instituciones de cada estado, además, “el conflicto étnico-religioso” que nos vende la prensa occidental, se agudizó (ese era el objetivo desde el principio),  desde el 11-S  y la guerra contra el terrorismo.

Las tensiones étnicos-religiosas, siempre han estado presentes en Asia Occidental, Pero las guerras civiles de toda esta región,  fueron incentivadas desde afuera, como modo de agresión extranjera por parte de EEUU, la entidad sionista y La OTAN.

Después del desmembramiento del imperio otomano, y la creación artificial de países como Irak, Líbano o Jordania, y la llegada más tarde del ilegal estado israelí en 1948, como producto de la partición de Palestina, se ha empeorado los conflictos sectarios. Los países que en contra de “la Lógica  geográfica” construyeron Francia y Gran Bretaña en los acuerdos de Sykes-Picot, hoy EEUU, los quiere replantear y volver a trazar las líneas a su favor, quieren borrar todo “el glorioso pasado imperial europeo” en esta región, y escribir el suyo propio, pero quizá creando un baño de sangre mucho mayor que el de sus antepasados imperialistas.

Porque según la escritora Robin Wright, lo que se pretende es volver a las fronteras pre- coloniales  que estaban establecidas, antes de Europa  o sea lo que se persigue es un retorno al origen. Casos como lo de Arabia Saudita y Libia,  buscan volver al punto de partida para tratar de volver a escribir la historia de Asia Occidental desde cero.

Estados Unidos y la entidad sionista en la búsqueda de un nuevo Sykes-Picot

Bernard Lewis, “el genio maligno” “un ideólogo del sionismo”, mostró en este mapa como debería darse la Balcanización en Medio Oriente, para beneficiar a la entidad israelí, asegurar su existencia, y con el tiempo anexar los estados árabes vecinos. Ralph Peters y Robin Wright retomaron las tesis de Lewis para sus posteriores trabajos.

Estados Unidos y la entidad sionista en la búsqueda de un nuevo Sykes-Picot

Mapa divulgado en el año 2006, publicado por el coronel  Ralph Peters. Es con este mapa donde  altos funcionarios militares del ejército de EEUU y de La OTAN se forman en sus respectivas academias.

Estados Unidos y la entidad sionista en la búsqueda de un nuevo Sykes-Picot

El mapa de la periodista Robin Wright, publicado en el 2013, es una continuidad y mejora del de Ralph Peters. Porque se establece la división más clara de Libia, Arabia Saudita y Yemen, cosa que en el trazado de Peters no se observaban con claridad. Según Wright, lo que se pretende es volver a las fronteras pre-coloniales, que estaban establecidas antes de la llegada a Europa o un retorno al origen.

A pesar, del cambio de épocas, las ideas de fondo siguen siendo las mismas y los planes perversos de la entidad sionista siguen merodeando Oriente Medio. El plan Yinon, no puede ser definido como una teoría de la conspiración sino como un documento de estrategia militar vigente. Mientras tanto, las fronteras de Skykes-Picot, EEUU y el régimen sionista tratan de borrarlas y volverlas a trazar. El eje de la resistencia desde Beirut hasta Teherán  resiste y se opone a la partición de sus territorios.

Después de las equivocaciones coloniales de Gran Bretaña y Francia en Medio Oriente, que hasta el día de hoy sigue generando una gran devastación, es mejor conservar el Sykes-Picot que en ese momento crearon. Porque de volver a trazar las fronteras de Oriente Próximo, el coste humano, cultural, económico y mundial serian inimaginables. Nuevas fronteras dibujadas son sangre de mártires.

Desde el 2001 hasta lo que va del 2020, ese intento de redibujar la zona ha destruido la región. Irak debe mantenerse intacta! Siria debe mantenerse intacta! Líbano debe mantenerse intacta!  Irán debe mantenerse intacta! Por la memoria, progreso y bien de la humanidad, rechazamos la Balcanización de los pueblos!

 

| 10/05/2020