noscript

Internacional

A Bolsonaro le preocupa más la economía que la salud y vida de las personas

A Bolsonaro le preocupa más la economía que la salud y vida de las personas

El presidente Jair Bolsonaro valora la posibilidad de firmar un decreto que permita a los brasileños retornar a sus puestos de trabajo, pese a que cumplen aislamiento social para frenar el nuevo coronavirus.

“Estoy con voluntad, no sé si lo haré, pero estoy con voluntad para bajar un decreto mañana (30 de marzo)”, afirmó el domigo el mandatario ultraderechista después de visitar varios lugares del Distrito Federal, como panaderías, gasolineras, mercados y farmacias, sin importarle las restricciones establecidas por las autoridades sanitarias.

El exmilitar también comunicó que apelará la decisión judicial que anuló el decreto que permitía a las lotéricas (establecimientos que comercializan loterías y se hacen pagos) operar en Brasil.

“(La persona) tendrá que mudarse de la ciudad para pagar la cuenta, para recibir su dinero de la Bolsa Familia (programa de bienestar social). Lo derribaron y tendré que apelar. Vamos a empezar una guerra de mandamientos judiciales ahora”, remarcó.

La pasada semana, Bolsonaro criticó a las medidas restrictivas, en especial el confinamiento social, impuestas por casi todos los gobernadores de las 27 divisiones territoriales del país por la pandemia de Covid-19.

Según el jefe de Estado, la parálisis del comercio y el movimiento de personas tendrá un gran impacto en la economía, lo cual puede dar lugar a una ola de desempleo y a la falta de medios de vida de los trabajadores.

Ante tal pronunciamiento, partidos y otros sectores de la sociedad reprueban la irresponsable conducta de Bolsonaro, a quien por lo visto le preocupa más la economía que la salud y vida de las personas.

Los investigadores, especialistas en enfermedades transmisibles, aseguran que, sin medidas de aislamiento, con las personas volviendo a la vida normal, la Covid-19 infectaría a 188 millones de brasileños, 6,2 millones necesitarían hospitalización, 1,5 millones cuidados intensivos y el país podría tener hasta un millón 15 mil muertes.

Hasta el momento, el Ministerio de Salud registró cuatro mil 316 contagios y 139 pérdidas humanas en por la patología en Brasil.

 

| 30/03/2020